Este Paisa Tan Avispado…

Malicia Indígena
En muchas ocasiones, pero muchísimas he visto como nos han hecho creer que la viveza y la agilidad mental son parte de la idiosincrasia antioqueña y que sumado a otras virtudes, hemos desarrollado una serie de comportamientos que nos hacen muy eficientes en los negocios y en la sobrevalorada habilidad para ganar dinero. Digo sobrevalorada ya que la hemos puesto por encima de otras habilidades mucho más importantes como la de cuidar al prójimo, respetar lo ajeno y cuidar nuestra salud, entre otras…

 

Es muy común en mi región valorar a las personas dependiendo de sus posesiones y posiciones, al punto de hacernos de la vista gorda con la forma en que se consigue el dinero y la posición. Confundimos el emprendimiento con el latrocinio, somos sumisos ante la delincuencia y despiadados con la pobreza, facilitamos la corrupción si esta nos genera algún beneficio y al mismo tiempo señalamos a los demás como corruptos.

Hace algunos días hablaba con un amigo quien me narro con lujo de detalles las peripecias que tuvo que vivir para lograr hacer funcionar su negocio, desde corromper funcionarios públicos para sacar los permisos de funcionamiento, como tener que pagar extorsiones a bandas de delincuentes locales para que le permitan operar con “tranquilidad” y si eso no fuera poco, eventualmente la autoridad policial también pasaba por la famosa LIGA, que no es más que otra extorsión pero por parte de quienes nos deben proteger.

Para cada trámite hay un tramitador, quien en contubernio con funcionarios corruptos hacen que el ciudadano no pueda hacer el trámite por sí solo y tenga si o si que pagar a un tercero para adquirir una paz y salvo o un duplicado de una licencia de conducción. Una multa de tránsito se puede pagar de manera legal pero también hay funcionarios al interior del departamento de tránsito que te borran las multas por un pago inferior al de la misma. Una licitación de una obra solo se gana si se tiene el aval del patriarca municipal o de un edil corrupto, por el contrario, en franca lid solo se pierde dinero y tiempo.

Mientras una porción enorme del departamento no tiene vías, sus hospitales son de mala calidad y ni que decir de sus instituciones educativas, los dirigentes políticos se pasean en sendas camionetas y viven en casas que a simple vista cualquier persona podría darse cuenta que no es con su salario que las obtienen. Se llenan los bolsillos de cuenta de la corrupción y la estupidez de los ciudadanos que ya perdimos la fe en las instituciones y que nos convertimos en cómplices de esta segunda conquista en la cual terminamos de perder nuestra identidad por completo.

Pero aún lo peor no ha llegado y faltan algunos años más para que los ciudadanos que no somos capaces de convivir con esta ralea de bandidos gobernando el país, nos desconectemos del todo de la patria y abandonemos el barco que perdió su rumbo y que sin duda alguna naufragará en el océano de la indiferencia y la culpa.

Mientras una persona honrada y trabajadora ahorra durante un año para comprar un teléfono celular, hay otra persona pensando cómo se lo va a robar; mientras una pareja piensa en montar un negocio y salir adelante, hay un grupo de bandidos esperando ese momento para cobrar la vacuna; mientras una persona está en la universidad estudiando 5 años para salir al mercado laboral y hacer patria a través de su empleo, hay otra persona enviando email o mensajes de texto con estafas para robarle dinero a otros.

Malicia Indígena

Mientras un ingeniero civil pone todo su empeño en construir una vía, hay un concejal esperando como quitarle parte de ese contrato y obligarlo a hacer una obra de mala calidad que tendrán que repetir en unos años y de la cual también cobrarán sus coimas; mientras un trabajador es juicioso con sus ahorros y conserva dinero, un estafador está buscando la manera de venderle una supuesta inversión que tiene como objetivo real quitarle sus ahorros.

Y en el fondo lo que esta horda de delincuentes está acumulando no es dinero, ni propiedades, mucho menos salud o prosperidad, lo que acumulan en cantidades se llama karma financiero y es la ley de causalidad que en su momento pasara por sus casas y llevará una factura que difícilmente podrán pagar.

Esta columna está dirigida a la persona que se parqueó en el parqueadero de discapacitados sin más limitación que su mente obtusa y anodina, solo con la creencia que al hacerlo era muy avispado; está dirigida al que no respeta las señales de tránsito y está listo para sobornar al agente de tránsito; está dirigida al que recibe dinero a cambio de un voto en las elecciones; está dirigida al servidor público que se está llenando de dinero maldito al corromper a otros mientras drenan el erario público; está dirigida a esa gente de bien que cree que acabar con el planeta para producir dinero es la clave del capitalismo; está dirigida a los delincuentes que amedrentan a los ciudadanos de bien y que a través del miedo lo amalgaman a una red de corrupción infinita.

También está dirigida a una nueva generación de colombianos que a pesar del reggaetón y tiktok, tienen en sus manos la posibilidad de hacer un cambio que a nuestra generación y a las anteriores nos quedó grande y que el país que les entregamos podría ser una potencia mundial pero lastimosamente la corrupción y la clase política lo han convertido en una pocilga.

Esta columna no es un grito de desesperanza ni mucho menos una queja irresponsable, es solo una reflexión airada de lo que vivimos en el día a día en Colombia y que aunque los buenos somos más no nos notamos.

17 comentarios en “Este Paisa Tan Avispado…”

  1. Leiby Fabiola Ramos

    Cuánta verdad redactada en este escrito. Que cada uno de nosotros como lectores, seamos el punto que marque la diferencia.

    1. Armando l. Builes G

      Buenas noches ,cuánta realidad dice está columna , pero el conformismo y la indiferencia de no cambiar hacen que el patriotismo se pierda ,que lo único es enseñar a nuestros hijos los valores que se han perfido para obtener un buen resultado .

  2. Muy hermosa reflexión es triste lo q estamos viviendo pero gracias alejo hemos evitado muchos erros y nos ha abierto mucho los ojos soy fan de alejo q Dios lo bendiga por tan bella labor

  3. Sabias palabras, la corrupción es el peor cáncer de nuestra sociedad, por algo se comienza a tratar de mejorar esto, empecemos nosotros así por pequeña que sea nuestra buena intención.

  4. Rubén Darío Zabala Ruiz

    Lastimosamente vivimos en un país donde hablar airadamente en una red social somos los putas, pero al momento de reclamar nuestros derechos y exigirle a este gobierno corrupto todo lo que se roban o todo lo que nos imponen, ahí si ponemos la otra mejilla. Si todos los colombianos entendieramos o no digamos entendieramos, más bien digamos, tengamos más güe…, en exigirle al gobierno, de seguro las cosas cambiarían.
    Muchas gracias

  5. Si de acuerdo tantas verdades resumidas en un blog, y mas que avispado, es «abeja» recuerde que nos creemos asi, y desde niños a veces nuestra cultura nos lo impone, sin ir tan lejos, encuentras un billete en el piso, viendo a quien se el cayo, cual es la reaccion ponle el pie, asi dure todo el dia, hasta que sea suyo, vaya a ver en Europa o USA; alla al contrario te buscan te contactan, lo dicho aca tenemos una limitacion mental; asi ese karma y otros mas, asi lo hemos llevado por generaciones, como la corrupcion, entonces mientras cada uno de nosotros no hagamos una limpieza mental seguiremos en ese ciclo.

  6. Marlón Mauricio Orrego Zapata

    Excelente !!! gracias por tus aportes a la sociedad y por todos los conocimientos que compartes con nosotros los que qué te seguimos en las redes,
    pero creo que los buenos si nos hacemos notar, y mucho, tú eres un ejemplo.

  7. Así es Alejo, mucho vivo viviendo del bobo, pero como bien lo mencionaste, los buenos somos más, y poco a poco vamos a ir generando conciencia de cuidado y autocuidado que nos va a permitir ser bien avispaditos y crear el ambiente perfecto para un gana gana. ganas tu, ganó yo y ganamos todos.

  8. Cruda realidad;y cuando se cumplen las normas somos tildados de bobos,pais del sagrado corazón,vamos a marcar la diferencia.Gracias Alejo por tú tiempo para ponernos a reflexionar,eres el mejor.

  9. Así es Alejo, y ahí vamos creyendo que somos dizque muy avispados!, y lo peor transmitiendo éstas grandes «enseñanzas» a nuestros hijos… Que tristeza mi país.

  10. Alejo buenas tardes, acabo de leer y estoy muy de acuerdo con tu percepción al respecto, pero yo se que los buenos somos mas y guardo la esperanza que algún día en los colegios y los hogares del un futuro se empiece a enseñar valores y respeto por todos y por todo ,
    un saludo y hagamos lo que a nosotros nos corresponde.

  11. Wow, cuánta verdad…. Esa cultura mafiosa que heredamos del narcotráfico sumada con esos dichos como el «vivo vive del bobo», o la tan anhelada malicia indígena, son la mezcla que ha llevado a nuestra sociedad al fracaso,. Pero aún hay algo de esperanza y mi granito de arena es educar a mis dos niños, y borrarles o mejor dicho no permitir que lleguen a sus mentes esas ideas estupidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Blog De Alejo Ortiz

Scroll al inicio