Algunos aceleran y otros dan vía…

Hoy iba en el carro camino a mi casa y ya casi llegando, puse la direccional para indicar que iba a pasarme de carril, a unos 50 metros venía otro carro detrás de mí y al ver que yo iba a pasar el carril, aceleró y cuando vio que no me pudo adelantar se pegó de la bocina y por el retrovisor podía ver la ira que tenía el conductor.

Meses atrás tuve una situación similar, solo que esa ocasión iba caminando hacia un café a una reunión que tenía cerca de la casa. En este caso la situación no fue muy diferente, yo iba a cruzar la calle por un sendero peatonal o cebra como la conocemos en Medellín y de lejos venía un conductor en una camioneta que al verme hundió el pie en el acelerador y me obligó a correr hasta el otro extremo de la calle y se repitió la misma escena de hoy, el conductor se veía hiper enojado al ver como un peatón se le atravesaba en su calle.

Estos casos son el pan de cada día en Medellín, no sé si pasa en otras ciudades porque no me consta, pero en Medellín sufrimos de ira al volante, las bocinas truenan con un sonido que pareciera decir «muévase gran hijueputa», todos son amos y señores de las vías, la tractomula quiere aplastar al bus, el bus a la camioneta, la camioneta al automóvil, el automóvil al de la moto, el de la moto y el automóvil al de la bici y el de la bici al peatón y lo más paradójico es que muchas veces el peatón podría ser el padre o el hijo del de la tractomula.

La forma como conducimos un vehículo dice demasiado de nosotros, solo observar a un conductor daría las suficientes pistas de como seria esa persona como padre, como jefe, como hijo y como amante. Tu prospecto de pareja podría darte muchas banderas rojas si lo observas detenidamente cuando conduce, si es agresivo, si es ventajoso, si se vuela los semáforos en rojo, si no da vía, si comete infracciones deliberadamente, entre otras conductas al volante.

Estas pistas podrían decir con una alta fiabilidad y precisión que en su vida personal también es agresivo, es probable que te maltrate física y emocionalmente, que en un momento de ira cometa errores irreparables o simplemente que no te respete al igual que lo hace con las demás personas en el tránsito. 

Pero también existen personas con una conducta diferente, que dan vía, que respetan las normas de tránsito, que no toleran un soborno y que conducen siempre pensando en el respeto por el otro, esas personas probablemente sean buenos padres, buenos hijos y muy buenos amantes, personas que se embriagan en el noble oficio de servir, son atentos y buscan primero que todo la satisfacción del otro ya que en ella encuentran su propia satisfacción.

Una persona que conduce bien, siempre será un excelente anfitrión y en la vida debemos tener cerca personas así, que valoren la vida ajena como la propia y que sean conscientes del valor de una vida, que por un segundo de ira al volante puede apagarse. La salud mental de los colombianos está cada vez más deteriorada y una prueba de ello es el aumento en el umbral del ruido que producen las bocinas de los carros desde las 5 am hasta las 11 pm.

Muchas personas se van a sentir agredidas con este post y eso solo sería una evidencia inequívoca que son de los que aceleran y creería yo que en vez de enojarse deberían aprovechar este texto para hacer uso del sentido común y cambiar esos comportamientos tan detestables.

No soy un psicólogo ni soy muy versado en el comportamiento humano, pero años de experiencia y sentido común me han demostrado, que es mejor compartir nuestra corta existencia con personas que den vía y no con gente que acelere.

2 comentarios en “Algunos aceleran y otros dan vía…”

  1. María Cecilia González

    Excelente reflexión, es muy común ese comportamiento en los paisas, deberíamos reflexionar y dar ejemplo, todo el tiempo hablamos de pujanza y los primeros en todo pero tenemos alto grado de violencia por eso creo que se dió tan fuerte el proceso mafioso en esta ciudad.

  2. Excelente reflexión. Gracias ya que hablemos personas que no notamos esas banderas rojas, pero existen personas como el escritor que comparte su conocimiento y aporta a la vida de personas como yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Blog De Alejo Ortiz

Scroll al inicio